Bitch's handling

  • Avatar de BEWA[B]
    BEWA[B]
    Registro: 19 abr '16
    En foros: 769 posts
    Ubicación: Argentina

    Sexo: Mujer
    Edad: 45
    Rol: sumisa

    Lo estaba esperando con ansiedad. Sabía aproximadamente la hora en la que llegaría pero desde muy temprano ya estaba lista. Faltaban un par de horas y como sentí un poco de frío me hice un rollito y me acosté para tomar temperatura. Cuando me di cuenta me había dormido, aunque no profundamente. Como siempre en estado de alerta.

    Entró por la puerta y estaba hermoso. Para mí siempre lo es. Me miró, me sonrió, me dejó en el living y dijo sólo dos palabras que significaron que debía esperarlo allí. No existe placer más grande que esperarlo sentada en el piso cerca de su silla. Sé que cuando se sienta puedo apoyar mi cabeza y sentir sus caricias pasando por mi cabeza con mucha ternura. Cierro los ojos con la tranquilidad de estar en el lugar más seguro, con la persona con la que mejor me siento y a la que me interesa hacer más feliz. Su mano acariciando mi cabeza es mi paga por ser su perra buena.

    Estaba sintiendo la satisfacción de sus caricias cuando comenzó a hablar. Me contó que venía de una importante Exposición de Perras. Era un evento del que había escuchado hace unos días que iba a asistir, tal vez la ansiedad de su regreso era parte de todo esto. Me dijo que en esa exposición había de todo. Buenos ejemplares con handler que no se merecían dicho animal. Muchos de ellos los poseen como una simple cosa sin llegar a conocer el alma de sus perras. No comprenden que la simple posesión no hace a la demostración de una verdadera campeona. Las perras y sus amos tiene una relación más intensa, si ellas se sienten cuidadas, si logran conectarse con los amos, si estos le hacen entender que no son un simple saco de huesos y piel, ellas son los seres más fieles y puros capaces de dar la vida por su amo y viven sólo para satisfacerlos. Me explicaba eso y mas o menos era lo que yo sabía y conocía desde mí.

    Se detuvo en la descripción detallada de unas perras que llamaron su atención. Cordelia, me dijo, era una perra que había visto en otras exposiciones. Le había llamado la atención que desde lejos lo había observado. ÉL tiene ese poder de percibir mensajes en los ojos de las perras. La vio distinta, algo desmejorada. No físicamente, sino con algún dejo de soledad en sus ojos. No estaba con su handler de siempre. Según pudo escuchar, él la había dejado. No supo valorar todo el esfuerzo que había hecho para complacerlo y salir campeona el ultimo año, sin lograrlo. Parece que él no había entendido que los resultados son de ambas partes. Cordelia tenía mirada triste. Mi Amo sólo la miró de lejos.

    También se encontró con otra vieja conocida, una perra que era popular por su gran capacidad reproductiva y de recuperación. Hacía unos meses que había parido y andaría aún con sus cachorros dando vuelta enloqueciéndola, pero ella estaba en la exposición impecable. Por algún momento, me dijo, deseó ser por un rato su handler y pasearla. El porte que tenía y su belleza natural hacían suspirar a más de uno. Pero, me dijo, que sólo era una expresión de deseo que se le cruzó por un momento. Me acarició la cabeza y vi por el rabillo del ojo su media sonrisa. Dentro de mí había comenzado a hervir mi pecho en una mezcla de algo parecido a los celos y sensación de vacío. Ojalá la hubiera traído para poder agarrarla con mis dientes y destrozarla por atreverse a ponerse a su lado… me imaginaba esas escenas de los lobos hambrientos de algunos documentales que cazan su presa y las devoran mientras la sangre tibia aún mancha su boca, sus patas, su cuerpo. Así de salvaje me siento cuando pienso solamente en mí y olvido por segundos, que el propósito de mi existencia es Su Satisfacción. Sasha no estaba allí. Había quedado con su Amo de turno. El mío estaba sentado acariciando mi cabeza y contándome lo vivido esa noche. No importaba nada más.

    Se puso de pie y me agarró de los cabellos oscuros y largos, se los pasó por la mano izquierda como si fuesen la correa con que se llevan los perros en la pista de exposición, y comenzó a caminar alrededor de la habitación conmigo al costado. Me preguntó si sabía por qué los perros caminan del lado izquierdo del Amo. La verdad no lo sabía. Pensé que podía ser como ocurría con los hombres que caminan del lado de la calle, mientras las damas contra las viviendas por una cuestión de cuidado, ya que antiguamente las protegían de lo que pudiera caer desde los balcones. Supuse que el motivo era algo más científico como que tenían mejor desarrollado algún lado del cerebro. Me explicó que viene de una tradición de la época de las guerreros antiguos que salían a la batalla con sus perros. Ellos del lado izquierdo mientras que la espada iría del lado derecho, al ser diestro. Que con el tiempo se hizo costumbre y que actualmente en las exposiciones los jueces y el público están del lado izquierdo.

    Siguió caminando por toda la casa, me llevó hasta la habitación y regresó al living comedor. Me ordenó que me quedase sentada en el piso. Lo hice lo más erguida posible, como si estuviese siendo observada por alguien más que ÉL. Volvió a caminar y sus pasos no eran los de siempre, los hacía con más firmeza y seguridad. Intenté ir lo mas a la par de ÉL que pude. Me dolían las extremidades. Me di cuenta que ya no cojeaba con mi brazo derecho. Eso hacía que pudiera seguirlo un poco más, el problema empezó cuando las rodillas comenzaron a dolerme y sentí que me agitaba más por la molestia que me producían que por la actividad. Finalmente terminé un paso detrás. Me sentí decepcionada de mí misma. Intuía que no era lo esperado del ejercicio. Me dijo con vos firme: “qué pasa? Mi perra no puede caminar más rápido? Mi perra no puede seguirme?” Se detuvo, giró. Me levantó sosteniéndome del pelo pero sin que deje de seguir de rodillas, acercó su cara y me dijo: “MI PERRA NO PUEDE???”… Entre suspiros que apagaban el llanto, la bronca y el dolor, y con la determinación que siempre tengo de no decaer en sus pedidos y siempre mejorar, le dije: “Con un poco más de práctica, su perra lo logrará”. Nunca renunciaré a sus pedidos. Nunca. Tal vez deje el ultimo suspiro en ello, pero moriré en el intento de lograr cumplir sus órdenes, lograr que se sienta satisfecho y orgulloso de que sea suya.

    Me soltó el pelo y me dijo: “Vamos! Échese ahí… vaya a la cucha.”

    Y como una perra obediente, me recosté sobre mi pierna y lado izquierdo del cuerpo a descansar y esperar su nueva orden.

    Quitar spank · Donar § · 7 · § 10
    Editado el 23/09/'18 18:04hs por BEWA[B]
Este hilo se encuentra inactivo

El tema que usted está leyendo no tiene actividad desde hace más de 6 meses y por lo tanto se encuentra desactualizado. Si le interesa el tema, le recomendamos que cree un nuevo hilo similar.


Reglas de las reuniones y eventos

Los eventos en Mazmo son muy grandes, con muchos asistentes y muchos elementos al alcance de la mano. Es por esto que es conveniente elaborar unas reglas para garantizar la seguridad de todos los participantes.

Estas reglas se dividen básicamente en tres: Los tipos de prácticas, el consumo de alcohol y una colección de reglas varias.

Tipos de prácticas

Prácticas no permitidas

Queda prohibido realizar cualquier tipo de práctica relacionada o que incluya lluvias de cualquier tipo, scat, cortes, asfixias (o cualquier juego de respiración), agujas y sangre.

Prácticas que requieren previa autorización

Debe avisarse en mesa de entrada o a algún colaborador del evento (llevan un cartel identificatorio) si se desea realizar cualquier tipo de suspensión o que involucre electricidad. En caso de autorizarse, un colaborador instruido en el tema presenciará la sesión sin participar, pero observando que todo se haga bajo un marco de seguridad. En caso de que esto último no pase, el colaborador puede (y debe) detener la sesión.

Prácticas riesgosas

En las habitaciones del evento se pueden encontrar varios carteles explicativos (algunos hasta con dibujos) sobre buenas y malas prácticas. Dónde golpear, dónde atar, etc.

En caso que algún participante observe que hay alguien sesionando que no cumple con estas buenas prácticas, está en derecho a acercarse discretamente y advertirle de buen modo el error. De repetirse, y previo informe a algún colaborador la sesión será interrumpida.

Alcohol

El alcohol puede ser un factor que transforme un juego en un mal momento. Es por eso que se establecen límites en la cantidad de alcohol consumido. Si un participante desea sesionar, no puede hacerlo si consumió por demás del límite estipulado. Asimismo, aunque el invitado no desee participar de ningún juego, también existe un límite (mayor) de alcohol permitido, después del cual no podrá comprar más bebidas alcohólicas.

El barman o el encargado de la barra se reserva el derecho de no expedir alcohol a quién no lo considere prudente.

Reglas varias

Están prohibidas las fotos y cualquier tipo de grabaciones

Para preservar la intimidad de los asistentes, aquel que sea visto con cualquier dispositivo de grabación (aunque no lo está usando) tendrá que retirarse del evento.

Personal de la organización, con su correspondiente identificación, estará en el Evento con una cámara retratando solamente a aquellas personas que explícitamente quieran ser retratadas para luego publicar dichas fotos.

Prohibido usar celular

Se prohiben los celulares para evitar que alguien pueda sentirse incómodo y sospechar que le están sacando fotos. Para evitar malos entendidos, directamente no se puede usar celular, ni para mirar la hora.

Nadie puede tocar a nadie que no se lo haya permitido

En los Eventos pueden darse situaciones de exposición. No hay que confundir esto con la invitación o habilitación a tocar a las personas en tales situaciones. Quienes no entiendan o no respeten este punto serán echados y denegado el acceso a futuras reuniones. La interacción entre dos o más personas requiere siempre de consenso explícito.

Nadie puede intervenir en una sesión en la que no participa

Salvo que se estén violando las reglas antes expuestas, nadie puede intervenir, ni nadie puede pretender participar de una sesión ajena. Se debe ser muy respetuoso ante estas prácticas.

Tu número de inscripción es el:

La dirección del lugar es .

Te esperamos el a partir de las hs



Inscribir acompañantes que no tengan usuario en Mazmo (opcional)

Cargando...

Para ejecutar la acción requerida es necesario completar los siguientes datos:



Fecha de nacimiento: (no se publica)

¿Estás seguro que quieres eliminar este post?