TORTURA, Gabriel y su sumisa mariana

  • Avatar de LORD_CALIGULA
    LORD_CALIGULA
    Registro: 19 ene '12
    En foros: 454 posts
    Ubicación: Argentina

    Sexo: Hombre
    Edad: 38
    Rol: Dominante

    El siguiente relato lo escribió didi en julio del año pasado; publicaré el texto gradualmente, según lo considere conveniente.

    ----------------------------------------------------


    La sumisa mariana se prepara limpia e inmaculada para la entrega a su Amo Gabriel, no son más de las once de la mañana, sin embargo el tiempo y el espacio no son un problema para ellos ya que desde hace más de tres años comparten sus vidas, viven bajo el mismo techo y además de ser Amo y sumisa son pareja en la vida y el amor.

    Hoy es un día muy especial, en la noche es la reunión del club BDSM y mariana dará un paso más en su camino de sumisión, por primera vez será cedida.

    Gabriel mira de reojo a mariana con desenfado mientras se prepara, y allí está ella de rodillas sobre la cama en la posición exacta indicada por Él, Gabriel la observa, la examina y da su aprobación, golpea fuertemente su vulva y ella entrenada a la perfección ni siquiera pestañea, Gabriel no se anda hoy con miramientos, tiene claro lo que quiere, va directo al grano, acaricia sus pechos, aprieta fuertemente sus pezones, toma dos pinzas metálicas que han estado en un vaso lleno de hielo, las observa y sonríe, hace que mariana levante la mirada y lo observe mientras Él con su lengua lame el interior de las pinzas, su saliva chorrea en las pinzas y se apresura, no quiere que cambie la temperatura de éstas, le da una orden a mariana clara y seca “No dejes de mirarme perra o te va a pesar”, rápidamente coloca las pinzas en los pezones de mariana y ella gime de dolor, sus pupilas se dilatan ante la minuciosa observación de su dueño, quiere cerrar los ojos, apretarlos pero no lo hace, la orden de su Amo retumba en su cabeza, lo mira y en sus ojos se revela dolor y adoración, ella se retuerce y Gabriel sonríe y siente crecer su erección, mariana gime de dolor, sin embargo ella está entrenada para soportar esto y más; Gabriel se acerca, lame los labios de mariana, los besa suavemente, le da una bofetada mientras le dice “No me mires más perra”, ella nuevamente se estremece ante sus palabras que la hacen mojarse más, si acaso eso es posible. Gabriel se dirige a la parte trasera de mariana, su favorita, y comprueba con orgullo como su vulva se encuentra mojada, introduce tres dedos a la vez mientras ella deja escapar un gemido, le dice “Cada día me sorprende más lo zorra que eres, imagino que quieres que te folle, pero sabes puta… lo que tú quieras me tiene sin cuidado, te daré por el culo porque es lo que yo quiero”, para ella estas palabras eran como lujuria líquida, su Amo era su todo para ella, pero lo que más dominaba su cuerpo y su espíritu era la capacidad de llevarla a niveles inconcebibles de excitación a través de las palabras, hacía mucho tiempo que ella había comprendido que este hombre era su debilidad y la manera cruda como le hablaba era su arma más poderosa, al escucharlo hablar no pudo parar de estremecerse ante la expectación y Él lo notó de inmediato, “¿Te estremeces perra?, ¿Quieres que te reviente el culo? ¿Lo deseas?, ¡Claro! Como no lo vas a desear, si por ti fuera te gustaría que te follaran las 24 horas del día”; acarició su cabello con mucha delicadeza, besó suavemente su cuello y lamió el lóbulo de su oreja donde le susurró “No te preocupes, esta noche tengo una sorpresa muy especial para tu concha” esto sorprendió a mariana, sabía que iba a ser cedida pero imaginárselo tan cerca la hizo desconcentrarse, esto no le importó a su Amo quien preso de una necesidad incontrolable que latía en su entrepierna la penetró analmente de una sola embestida y sin preparación, esto le causó dolor a ella pero también el placer más infinito porque amaba el dolor, sentía en su interior el miembro de su dueño que sin piedad la penetraba una y otra vez mientras duros golpes en sus nalgas desentonaban el ritmo de la penetración, las nalgadas eran cada vez más fuertes como fuertes eran el dolor y el placer que sentía al dilatarse su ano, su Amo ya no gemía, más bien gruñía y ella sabía que pronto su lengua se desbocaría en la cascada de insultos que ella tanto amaba, y Él no la decepcionó, en medio de su respiración agitada le dijo “Que rico tienes ese hueco zorra, eres la mejor puta para mi verga, no sabes cómo me haces gozar, me gusta tanto que seas mía, ¿Te gusta que te folle?” Ella embelesada no le respondió, Gabriel la tomó fuertemente por el cabello halándola hacia atrás,

    Gabriel: ¿Acaso no me escuchas maldita puta? ¡El dueño de tu maldita vida te ha preguntado si te gusta que te folle!

    mariana: casi sin aliento deja escapar “Sí mi Señor, a su puta le gusta que Usted se la folle”

    Gabriel: Gritando pregunta: ¡¿Qué más?!

    mariana: “Todos mis orificios son suyos mi Señor, mis huecos están a su disposición”, ella casi no podía hablar porque Él la penetraba cada vez más fuerte y gritaba continuando con sus preguntas.

    Gabriel : ¡¿Qué más maldita zorra?!, no me hagas enojar, lo sabes, ¡Dímelo!”

    mariana temblaba, poco podía controlar la posición, sus rodillas se derretían, era lo que ella más deseaba, sentirse así, y sólo ese hombre lograba llevarla al punto que ella quería, lágrimas corrían por sus mejillas hasta llegar a su boca y ella sacaba su lengua para probarlas, las sentía saladas y picantes y dejó escapar una pícara sonrisa de placer, sintió su vagina hinchándose y la necesidad de que algo la penetrara.

    Tan embelesada en sus pensamientos y placer estaba que no pudo responder la pregunta de su Amo.

    Gabriel impaciente por recibir su respuesta se retiró de ella, la tomó por el cabello, la bajó de la cama y le ordenó se colocara de rodillas, “Eres tan zorra que el placer te absorbe, pero primero estoy yo, que te quede claro”. Ella sintió una fuerte bofetada en su mejilla derecha,

    Gabriel: “¡¡¿¿Te quedó claro??!!”

    mariana: “Sí mi Señor”

    Gabriel: nuevamente otra bofetada , “¡¡¿¿Te quedó claro puta??!!”

    mariana: “Sí mi Señor”

    Gabriel: una nueva bofetada “¡¡¿¿Si mi Señor qué???!!”

    mariana: “SÍ mi Señor, primero está Usted antes que mi placer”

    Gabriel: se agacha frente a ella y la hace mirarlo a los ojos, le dice “Eres lo que yo más amo en esta vida, que no se te olvide mariana”, la toma bruscamente del cabello y la lleva a la cama a su posición anterior, de rodillas, y observa su ano dilatado y se siente orgulloso de su obra, se ríe a carcajadas y le dice “ Hermoso culo, tienes el ano dilatado, algo digno de una puta como tú”. Él camina hasta la mesita de noche, saca una cámara fotográfica instantánea y toma una foto del ano de mariana, luego le tira la instantánea frente a su cara y le dice “Toma, aquí tienes un recuerdo, con esa foto puedes presumir a tus amigas que sí eres una puta de verdad y que tu culo hace el trabajo para el que fue creado, para darme placer”

    Gabriel agarró una fusta con su mano derecha y luego la penetró como siempre, fuerte, duro y con una sola embestida, ella sintió el dolor y casi sintió que llegaría a un orgasmo pero se controló, mientras escucha nuevamente la pregunta de su Amo, “A ver, ¿En que estábamos vagabunda?, Ah sí!, ¡Dímelo!, ¡Lo sabes!, ¡Dímelo!.

    mariana: “Soy su puta mi Señor”

    Gabriel: “Así es, eres mi puta maldita perra y me encanta abrirte en dos, esta noche todos sabrán la zorra que tengo por mujer” regalaré tu concha al mejor postor” “¿Eso te gustará puta?

    mariana: “Si es para su placer mi Señor, me gustará”

    Gabriel: “Como me pones caliente, como me llenas mi perrita; mi zorra, te llenaré el culo de leche, porque para eso estás hecha, para ser una zorra pervertida y sólo darme placer”, Gabriel acarició sus pechos y apretó las pinzas muy fuerte hasta hacerla gritar y esto hizo que Él emitiera un fuerte gemido de satisfacción, “Así es perra, grita, grita, ¡GRITA!” le decía mientas la azotaba con su fusta, nuevamente le ordenó , “¡Dímelo puta desgraciada! ¡Lo sabes! ¡Dímelo!

    mariana: “Soy su perra mi Señor, penétreme hasta saciar su placer, soy toda suya y sólo suya, puede hacer su voluntad sobre mí, sobre mi cuerpo y mente, lo que usted quiera, cuando quiera”. Las últimas palabras salieron de su boca a punto de quiebre porque Gabriel en ese punto era un absoluto animal enloquecido por el placer, y las embestidas eran tan crueles que a ella le costaba hablar, sentía su ano dilatarse cada vez más y los golpes en sus nalgas le ardían sin piedad, Él no paraba de azotarla con esa fusta que era su perdición, las pinzas rozaban la cama causándole una presión dolorosa y constante en sus pezones, los movimientos poco le dejaban observar esa foto frente a su cara donde podía ver su ano dilatado, esto le causaba sensaciones encontradas, la hacía sentir más oscura, más lujuriosa y a la vez más feliz; estiró su lengua con la intención de lamer la foto pero por la posición que tenía su lengua no pudo llegar, se sintió levemente decepcionada por ello y nuevamente entendió que estaba en el lugar y el camino correcto, que ella era una pervertida sin remedio y que el hombre encima de ella que castigaba tan severamente su ano era una fuerza que la arrastraba cada vez más hacia el fondo mismo del desenfreno y la lujuria, entendió que esto no tenía retorno y se sintió reconfortada, y aunque la tortura entre sus nalgas la hacía llorar, en ese momento deseó sentir más dolor, oh como amaba ese dolor que tanto la llenaba de placer, escuchó los gruñidos de Gabriel y sonrió al saber lo que seguiría.

    Quitar spank · Donar § · 3
  • Avatar de LORD_CALIGULA
    LORD_CALIGULA
    Registro: 19 ene '12
    En foros: 454 posts
    Ubicación: Argentina

    Sexo: Hombre
    Edad: 38
    Rol: Dominante

    ====================

    mariana dormía apaciblemente cuando tres golpes en su puerta la despertaron, se sorprendió al no ver a su Amo a su lado en la cama ya que se habían acostado juntos luego del almuerzo; Él le ordenó descansar toda la tarde ya que según sus palabras “la noche sería agotadora”, miró el reloj en la mesita de noche que marcaba las seis de la tarde, se desperezó y recordó sonriendo como terminó la mañana, su Amo Gabriel había eyaculado en su ano en medio de mordiscos en su espalda que aún le dolían, Él se había recostado en la cama y le había concedido como premio el honor de chupar los restos de semen de su miembro, mariana se estremecía aun al recordar su propio sabor combinado con el sabor de su Amo al chupar su miembro, en ese momento un involuntario espasmo recorrió su vagina y sonrió al sentir un vestigio de semen saliendo por su ano, corrió a limpiarse al cuarto de baño y se sorprendió a si misma tomando con su dedo los restos y los lamió con devoción mientras miraba sus propios ojos frente al espejo, era en esos momentos cuando quedaba asombraba de los niveles a los que llegaba su depravación y se preguntaba si alguna vez llegaría a encontrar sus límites.

    Al regresar a la habitación encontró la habitual nota de su Amo donde le detallaba los pasos para prepararse esa noche, desde la ropa que llevaría, la fragancia que usaría hasta la manera como debía peinarse y muchos otros requisitos que cumplir, como siempre se preparó minuciosamente, tomó una ducha caliente, se realizó un enema rectal, revisó y comprobó la depilación de sus piernas, vulva , axilas y todas aquellas condiciones físicas en las que su Amo era tan exigente, no dejó de pensar en la expectativa que le causaba las experiencias que le esperaban esa noche.

    A las ocho en punto bajó desnuda, como siempre, a tomar la cena junto a su Amo, que la esperaba con un camisón; Él estaba sentado en la mesa, se levantó, le dio una mano a mariana sin siquiera mirarla y la subió a la mesa del comedor donde fue inspeccionada minuciosamente; sus manos, sus uñas, su cabello, su coño, su ano, su boca, no hubo centímetro que Gabriel no inspeccionara, cuando estuvo complacido sólo dijo “Bien” a secas y se dispusieron a cenar.

    A las diez en punto hacían su entrada a la reunión mensual de la comunidad BDSM en la ciudad, un espacio para fortalecer lazos, hablar de diversos temas, y por qué no, algunos para alardear de sus nuevas adquisiciones, otros para hablar de los avances de sus sumisos(as) y claro está, siempre práctica, mucha práctica.

    El lugar ya estaba lleno, estaban Amos y Amas con sus sumisos, y a pesar de haber asistido mes a mes a estas reuniones, al ingresar, mariana notó particularmente la mirada lasciva de los Dominantes y se dio cuenta que ellos lo sabían, todos sabían que ella sería cedida esa noche al mejor postor y todos esperaban saciar sus lujuriosos deseos en ella, se estremeció y Gabriel lo notó, se rió en su oído y le dijo con su característica voz ronca “¿Te estremeces, zorra?, no te hagas la santa, sé que deseas con locura que alguno de estos caballeros te rompa tu concha de puta, yo se lo perra que eres y hoy todos los presentes también lo sabrán”, al escuchar sus palabras sintió temblar sus piernas y su vagina se humedeció, de inmediato contuvo la sonrisa en sus labios y su cara permaneció inmutable, su mente voló lejos pero una risa femenina a carcajadas le llamó la atención, al mirar vio a una hermosa mujer, una Dominante de piel muy blanca, maquillaje impecable, cabello rojo sangre, ojos rojos que obviamente eran lentes de contacto, una blusa y falda ajustadas de látex color rojo vino que dejaban su abdomen descubierto, botas altas, todo su atuendo simulaba ser una vampiresa malvada, a sus pies estaban un sumiso y una sumisa, ambos con collares cuyas cadenas sostenía esta Ama con su mano derecha, hablaba muy alegremente con otro Dominante y no se dio siquiera cuenta de la presencia de mariana.

    La noche pasó entre saludos, se trataron temas de BDSM, incluso algunos cerraron negocios y tratos, fue muy ameno para todos, sin embargo mariana seguía absorta imaginando la experiencia que vendría. Gabriel se acercó a ella y al oído le dijo “Ve al baño y prepárate, muy limpia como siempre, se lo puta que eres y no dudo que estés mojada imaginándote cual será la verga que se dé gusto con tu coño esta noche, ¡Ve y no demores!”

    mariana obedeció inmediatamente; rápidamente se limpió y se preparó, se acercó al espejo y miró en su cuello su collar de sumisa con las iniciales de su Amo, se sintió afortunada cuando en ese momento entró otra sumisa al baño, se miraron y mariana la reconoció, era la sumisa a los pies de aquella Ama de rojo, la chica feliz y emocionada le habló, “Hola, mi nombre es brianna ¿tú eres mariana cierto?”, mariana sin decir una palabra asintió sorprendida, la chica continuó “Sé quién eres, serás cedida esta noche y yo también, estoy muy feliz, lo espero desde hace mucho y mi coño está que hierve de la excitación, lo mejor es que seré cedida a cinco Dominantes esta noche, ¡Te imaginas! ¡Cinco hermosas vergas de todos esos Señores tan distinguidos dentro de mí!, mi Ama LADY REDMOON los ha escogido personalmente porque son personas de su confianza, ¡Estoy muy emocionada!”.

    mariana que no daba crédito a sus oídos se sentía aliviada y sorprendida, iba a ser entregada al mejor postor pero esta sumisa ¡¡¡a cinco!!! Vaya eso sí que es muy intenso, le dijo a brianna “Espero que lo disfrutes mucho, buena suerte” la chica sin pensarlo la abrazó y le dijo que le deseaba lo mismo, mariana notó un delicioso olor muy dulce en la chica, su mano derecha estaba en la espalda de briana y se entretuvo sin querer acariciando su piel muy suave, sintió un sorpresivo placer y se frenó a sí misma, pensando que no quería excitarse otra vez ya que se había limpiado y preparado, de pronto recordó que su Amo le había advertido que no demorara y se despidió rápidamente de brianna.

    Al llegar al salón ya la noche estaba en su apogeo, había prácticas por todos lados, sumisos atados a las diferentes cruces eran azotados, habían Amas muy hermosa en sillas altas recibiendo de sus sumisos(as) adoración de pies, otros jugaban con cera, le llamó la atención un sumiso que lloraba mientras le enterraban unas agujas, su Señor le preguntaba la palabra de seguridad pero el sumiso cuya erección era más que evidente suplicaba que no parara.

    Llegó al lado de su Señor quien le sonrió, ella le correspondió tímidamente, notó que eran muchos los ojos que estaban sobre ella, le dijo a su Señor “Estoy sorprendida, conocí a brianna, una sumisa que será cedida a cinco Señores esta noche” su Amo le respondió sin siquiera mirarla con una indiferencia pasmosa “mariana, por qué te sorprendes, solo son cinco, tú serás cedida a quince Dominantes, consideré que siendo tan zorra querrías mucha variedad” el corazón de mariana casi se le sale del pecho, no podía creer lo que escuchaba, Gabriel continuaba inmutable, y ella se sentía mareada, pensó en correr pero nuevamente se sorprendió porque al procesar ese número en su mente se sintió deseosa, sí los quería, y nuevamente pensó que no era una idea descabellada porque ella en el mismo instante que supo que serían quince Dominantes… los deseó a todos con locura, no podía esperar para que la follaran quince veces, pestañeó y no entendía qué retorcido demonio habitaba dentro de ella, sintió sus entrañas entrar en calor, sintió la humedad de su lengua, pero su corazón no paraba de latir como loco y sin embargo estaba bien entrenada y en su exterior se mostraba tranquila y calmada; Gabriel nuevamente lo notó, tomó su mano, la llevó a un extremo del salón y le preguntó:

    Gabriel: “¿Estás bien?”

    mariana: asintió sin dudarlo

    Gabriel: “Perfecto!, sabes las reglas, sabes las palabras de seguridad, yo estaré a tu lado siempre, yo te cuidaré”, mariana se sintió ligeramente sorprendida de las palabras de Gabriel ya que su relación era muy avanzada y habían llegado a un nivel en que todo esto quedaba implícito, la confianza, entrega y conocimiento el uno del otro llegaba a niveles muy profundos, y como si Gabriel hubiese adivinado lo que ella estaba pensando le dijo : “Sé que decirte esto no es necesario, tú sabes que estás segura conmigo y aunque te he acostumbrado a prácticas extremas esto es un nuevo nivel en muchos aspectos, vamos puta que nos esperan, hazme sentir orgulloso”.

    Llegaron a un salón alterno pero abierto al salón principal de donde se podía ver la actividad tanto de un lado como del otro, este salón alterno tenía dos camas muy altas, se veían muy cómodas con espaldares acolchonados, camas gemelas de color rojo, habían sillones alrededor y muchos Amos y Amas ya estaban sentados, otros en ese momento ingresaban al salón, otros simplemente siguieron en el otro salón con sus actividades, en este salón también habían sumisos(as), algunos arrodillados, otros sentados en el piso, Gabriel inició desvistiéndola delante de todos, ella bajó la mirada así que no veía las expresiones de las personas a su alrededor, no sintió pena de estar desnuda, esto era algo habitual y normal para mariana, su Amo la inspeccionó y dio su aprobación con un seco y corto “Bien”, la tomó de la mano, Él se acomodó en la cama, lo único que aflojó un poco fue su corbata; Gabriel quedó apoyado al espaldar de la cama casi semisentado y atrajo a mariana hacia Él de espaldas, en ese momento mariana vio a brianna y a LADY REDMOON que se acomodaban en la cama de al lado, en ese momento sintió que todo era real, se sentía abrumada, no sentía excitación, solo expectación, sentía la respiración calmada de Gabriel en su oído, el movimiento del pecho de su Amo en su espalda, se sintió cómoda, Gabriel desde atrás con sus manos separó sus rodillas, abrió las piernas de mariana de par en par y la dejó expuesta, su Amo acarició su clítoris pero no hubo respuesta, Él notó que estaba seca y rió a carcajadas, le dijo suavemente al oído “¿No te mojas?, ¿Acaso te atreves a querer ponérmelo difícil puta?” y en ese momento sintió gritar muy alto a Gabriel diciendo “BUENO AMIGOS, ¡VAMOS A DARLE CON TODO A ESTA PERRA!, mariana vio cómo se acercaba el primer Dominante, un hombre joven de unos treinta y cinco años, muy apuesto, de acento español, del cual nunca supo su nombre, sólo supo que tenía un gran miembro, Gabriel se dirigió al Dominante.

    Gabriel: “Qué bueno tenerte esta noche con nosotros mi estimado Amigo, me alegro que hayas aceptado mi invitación”

    Dominante: “No me la perdería por nada, tienes un hermoso animal aquí”

    Gabriel: “Ciertamente, muéstrale a mi perra el regalo que le has traído”

    El Dominante rió a carcajadas mostrándole a mariana su gran miembro, “Esta gran polla va a ser mi regalo para ti, cuéntame marianita ¿has sido buena chica como para merecerte una gran culiada de esta polla?

    mariana estaba aún abstraída en un espacio en el cual no sabía si lo que estaba viviendo era real o irreal, sintió la voz de Gabriel en su oído muy suave, sólo ella podía oírlo “¿Ves lo enorme que es su verga?, pues yo la escogí para ti, para ser la primera de la noche, para que te reviente de una esa chocha de puta que tienes” y mariana deseo esa gran polla dentro de ella, sintió como el Dominante acariciaba su vulva, intentó introducir un dedo pero hubo resistencia y le dijo a Gabriel “ella no está mojada” y Gabriel rió con ganas y le contestó, “no te preocupes, esas son mañas de zorra, tú mi estimado amigo dele con toda como te dije”, el Dominante no se midió e introdujo su gran miembro dentro de mariana de una sola embestida hasta lo más profundo, de inmediato mariana sintió un gran dolor, quiso gritar pero no lo hizo en ese momento, y supo que esto era real, y mejor aún, lo disfrutaba; el dolor era intenso pero mariana amaba el dolor y Gabriel lo sabía, desde atrás Gabriel con sus manos en los muslos de ella abría más sus piernas, le decía al oído “Quiero que te entre más, quiero su verga hasta el fondo de ti, siéntela puta, que para eso has nacido, para recibir vergas hasta lo más profundo de ti” y esas palabras fueron su perdición, sintió como su vagina se humedecía a cántaros y el Dominante al notarlo rió, “jajaja ahora sí, tu perra muestra su casta, me tiene la polla bien mojada, que arrecha es la maldita” Gabriel lo miró sonriendo y le hizo una señal que el Dominante entendió y de inmediato éste besó a mariana en la boca, esto la estremeció y asombró, el beso fue fuerte, despiadado, sólo había la más carnal de las lujurias en él, tan fuerte fue ese beso que terminaron sus labios adoloridos, y sintió como las manos de Gabriel pellizcaban sus pezones, el Dominante se retiró y lamió con delicadeza su concha, saboreando especialmente su clítoris, mariana se retorció y Gabriel besó su cuello, lamió el lóbulo de su oreja y le dijo “Eso es puta, goza, sabía que te gustaría”

    Pasaba la noche y siguieron más Dominantes penetrando a mariana, algunos llegaban con sus sumisas quienes lamían y mordían los pechos de mariana, ella se entregaba sin reservas al placer, su espalda sudorosa apoyada en el pecho de Gabriel que alternaba entre sonrisas, risas y carcajadas, mariana sentía que la noche era perfecta y disfrutaba por igual del dolor y el placer, mientras LORD VIKTOR la penetraba sentía que iba a estallar, la sumisa de este llamada kalie le besaba los labios, chupaba sus pezones y en ocasiones por orden de Gabriel mariana también chupaba los pezones de kalie, estaba temblorosa y exhausta, su vientre ardía, nunca había follado tanto tiempo, de seguido y con tantos miembros diferente que ofrecían tamaños y ritmos diferentes, en ese preciso momento mientras lamía los pezones de kalie LORD VIKTOR arremetía más fuerte dentro de ella, fue cuando escuchó los gritos de placer de brianna, la chica gemía en medio de un gran orgasmo, además escuchó la voz de aprobación de su dueña que le decía “Eso es mi niña, lo has hecho bien”, escuchando a brianna gemir tan intensamente mariana se estremeció sintiendo como en su vagina crecía la imperiosa necesidad de estallar, pero en ese instante Gabriel le habló “Ni lo pienses puta desgraciada, no creas que porque has tenido las vergas que has querido hoy, puedes hacer lo que quieras, tu maldita concha es mía, solo mía, yo mando sobre ella, y te vendrás sólo cuando yo lo diga y eso no será ahora, que te quede claro vagabunda zorra que el dueño de tu jodida vida ¡soy yo!” y le mordió fuertemente el lóbulo de su oreja, el dolor fue intenso y aunque las palabras de su Amo la excitaron aún más de lo que estaba… mariana era una sumisa con experiencia y ante la orden de su Amo halló la fuerza necesaria para controlarse; brianna aún gemía aunque con menor intensidad y mariana sacó sus propias cuentas, sabía que brianna iba a ser cedida a cinco Dominantes y acababa de terminar, así que ella aunque se encontraba exhausta tenía claro que aún le quedaba un largo camino por recorrer, las gotas de sudor de LORD VIKTOR la sacaron de sus pensamientos, este la miraba con deseo intenso, era un hombre de unos cuarenta y cinco años de edad, con barba cerrada, de grandes ojos color miel, un hombre muy agradable y elegante, pero ahora era un animal enfurecido embistiéndola hasta casi hacerla gritar, mariana disfrutaba enormemente del placer que éste le brindaba, recibía su miembro dentro de ella con avidez, apretaba su vagina como queriendo retenerlo, LORD VIKTOR emitió un gemido y con una señal su sumisa se arrodillo ante él y este eyaculó en su boca, el semen chorreaba por la comisura de sus labios y kalie se relamía sonriendo de placer.

    Siguieron los dominantes turnándose para disfrutar de su sexo y en algunas ocasiones tuvieron espectadores que disfrutaron del espectáculo y algunos se masturbaron delante de ellos con desfachatez, Gabriel en esos momentos le dijo “¿Ves? ahora todos saben lo puta que eres, como te había prometido todos se han dado cuenta que mi mujer es una zorra depravada”, mariana sentía desfallecer su cuerpo, ya no resistía el agotamiento, su vagina estaba muy inflamada por el uso y abuso, ella sentía un gran dolor, cada Dominante que seguía llegaba a penetrarla con toda la furia del deseo retenido, habían esperado pacientemente sus turnos y llegaban a reclamar el premio prometido que era saciarse y llenarse de placer, sus pezones ardían casi en carne viva, y aunque sentía ya no poder más, su mente deseaba con locura todas esas pollas que le faltaban, habían pasado doce Dominantes y creyó que no podría continuar, sin embargo la presencia de LADY REDMOON la sobresaltó, era la Dominante que seguía, llegaba a reclamar su turno; LADY REDMOON ya no llevaba la falda de látex, ahora era una diminuta tanga del mismo material la que adornaba sus caderas, además tenía colocado un strapon, y la acompañaba su sumiso de nombre trytón, un hombre joven como de veintitrés años, de cabello negro muy corto y lacio, tenía facciones rudas aunque su contextura era delgada, LADY REDMOON sonrió con malicia y le mostró un dildo gigante de color negro que acomodó en su strapon, le dijo a mariana “Tengo el turno número trece, mi número favorito, vamos a ver si lo vales” clavó sus uñas en los muslos de mariana y fuertemente los arañó de manera salvaje, riendo a carcajadas compartió una mirada de complicidad con Gabriel que le sonrió complacido, las uñas arañaban cada vez más fuerte pero mariana no gritó, LADY REDMOON reía sin control con una risa malévola y de repente intentó penetrar a mariana con su strapon pero este no entraba, empujaba con furia, mariana sentía mucha resistencia y dolor pero LADY REDMOON no se daba por vencida, Gabriel levantó los muslos de mariana y abrió más sus piernas y le susurró, “Quiero ver cómo te parte en dos, quiero estar aquí para disfrutarlo, sé que tú puedes puta, si pudiese hubiese tenido aquí a un elefante para ver cómo te la mete porque sé que eres los suficientemente zorra para tragarte una tan grande, a mí no me engañas estúpida bandida, sé que puedes con esta y mil más, así que abre tu coño de puta y dale el placer que exige la Señora MOON”, mariana se estremecía ante el dolor, el peor de la noche, pero el dolor era su amigo, su compañero, el dolor era su placer, sin embargo el dolor era insoportable y el dildo no entraba, entonces hizo lo que no había hecho en toda la noche, gritó, mariana gritó de dolor y Gabriel le apretó los pechos con fuerza y rió a carcajadas, le decía aún riendo “Eso es perra, siéntelo, así es como se le da su merecido a una puta” reía de gusto y mariana gritaba, ya no sabía si lo que sentía era dolor o placer, pero ahora también luchaba por no correrse, sentía que las palabras de su Amo, la risa de LADY REDMOON, las miradas de los espectadores, todo la hacía excitarse cada vez más, movía sus caderas, empujaba su espalda hacia el pecho de Gabriel que disfrutaba complacido, ella quería que el dildo entrara, lo deseaba dentro de ella, quería sentirlo rozar las paredes de su vagina, quería más; LADY REDMOON dio orden a su sumiso trytón y éste lamió los pechos de mariana que ardían enormemente, LADY REDMOON miró a mariana fijamente con sus ojos rojos y gritó a los presentes “!PARECE QUE ESTA ESCORIA NECESITA MOTIVACIÓN!” pidió una fusta, los brazos de mariana fueron agarrados de cada lado por los espectadores, Gabriel protegió su cara colocando su cabeza detrás de la cabeza de mariana, LADY REDMOON utilizó su fusta sobre los muslos y brazos de mariana, trytón succionaba y mordía sus pezones, las embestidas eran cada vez más fuerte y mariana gritaba, en ese momento deseó tener la concha más grande del mundo para que le entrara de una vez ese inmenso dildo y disfrutar el placer que éste podía darle, el deseo y la perseverancia vencieron, el dildo entró en una empujada bestial que hizo que mariana ahogara su grito más profundo, LADY REDMOON rió victoriosa y le dijo “¿Ves basura que yo logro lo que quiero?”, mariana por fin recibió lo que deseaba, tener su concha más abierta que nunca y se entregó al placer que sentía cada vez que la penetraba el dildo, LADY REDMOON se retiró y mariana casi grita de la necesidad de sentirse llena y profanada, LADY REDMOON quitó el enorme dildo del strapon, ordenó a su sumiso lamer el ano de mariana, Gabriel separó aún más sus piernas y trytón lamió su ano con intensidad, LADY REDMOON la penetró con el dildo que esta vez se encontraba en su mano y se acercó a su boca, la besó con furia como todos los Dominantes anteriores lo habían hecho, LADY REDMOON saboreó sus labios, introdujo su lengua hasta el fondo de su garganta, jugueteando lengua con lengua en ocasiones dejándola sin aliento, el dildo seguía moviéndose y mariana se sentía victoriosa de haberlo conseguido, agradeció cada segundo que el gran dildo estuvo dentro de ella, retorcía su pelvis ante el placer que le proporcionaba trytón al lamer su ano, éste tomó la orden tan en serio que terminó metiendo su lengua bien al fondo y mariana casi se vuelve loca, tuvo que controlarse para no agarrar la cabeza de trytón y empujarla más hacia ella, mariana se sentía en el paraíso, la lengua de LADY REDMOON en su boca era prodigiosa, suave, húmeda e infernal, sin embargo LADY REDMOON se retiró bruscamente y la miró con desprecio, se dirigió a su sumiso trytón “Retírate, ya terminé con esta ramera”, luego miró Gabriel y se sonrieron, y este le dedicó una mirada de aprobación, LADY REDMOON le dijo a Gabriel “Buen juguetito el que tienes” y se abalanzó sobre Él besándose con pasión, mariana no podía creer lo que veía, por un instante se sintió celosa pero inmediatamente recordó cuál era su lugar y deber, ella estaba para lograr el placer de su Amo, lo demás era secundario, observó cómo se besaban, como las lenguas danzaban entre ellos, una mano de Gabriel se metió bajo la blusa de LADY REDMOON quien gimió al sentirse invadida, parecía que aquel ardiente jugueteo no iba a terminar nunca pero poco a poco se apartaron mirándose con intensidad, LADY REDMOON se despidió diciéndole “Querido, que buena puta, les deseo a ambos que disfruten bastante, felicitaciones”; al voltear, Gabriel agarró el culo de LADY REDMOON quien se alejó dedicándole un guiño.

    El siguiente Dominante hizo su aparición, Gabriel abrió su propio pantalón y sacó su miembro erecto hasta más no poder, levantó a mariana y la penetró analmente como siempre con fuerza y hasta el fondo, Gabriel suspiró profundamente y le dijo:

    Gabriel: “Como me encanta tu culo puta, nunca me cansaré de follarte el culo, ¡maldita sea! Eres mi perdición zorra” metió dos dedos en su vagina y ella gimió de dolor, “Así es puta, estás tan inflamada y aún debes continuar, sé que te gusta la doble penetración, pero hoy será muy doloroso, tienes esa concha a reventar, como debe estar la concha de una puta golosa como tú, dime ¿Quieres más vergas? Le preguntó mientras besaba suavemente su cuello.

    mariana: “Sí mi Señor, quiero más vergas”

    Gabriel: “¿Cuántas vergas más quieres perra?”

    mariana: “Las que Usted mi Señor quiera para mi”

    Gabriel lamía su cuello, “¿Quieres que te destroce ese culo mariana?”

    mariana: “Sí mi Señor, rómpame el culo las veces que Usted quiera, porque mi culo es sólo suyo”

    Gabriel se sentía muy excitado, quería ponerla de rodillas y penetrarla sin cesar, pero habían dos Dominantes más esperando su turno y debían continuar.

    Quitar spank · Donar § · 4
  • Avatar de SrBogotano
    SrBogotano
    Registro: 07 abr '16
    En foros: 1071 posts
    Ubicación: Colombia

    Sexo: Hombre
    Edad: 50
    Rol: Dominante

    Excelente relato. gracias por compartirlo.

    Spank it · 0
  • Avatar de AMALADYT
    AMALADYT
    Registro: 23 ago '16
    En foros: 14 posts
    Ubicación: Colombia

    Sexo: Mujer
    Edad: 32
    Rol: Dominante

    muy buen relato  con mi mente  recorrí  cada  segundo de esa noche  felicidades 

    Spank it · 0
  • Avatar de Balcanica
    Balcanica
    Registro: 21 ene '17
    En foros: 8 posts
    Ubicación: Colombia

    Sexo: Mujer
    Edad: 35
    Rol: sumisa

    Me encanto. Amo las historias que logran enseñar y excitar al mismo ti

    Quitar spank · Donar § · 1
Este hilo se encuentra inactivo

El tema que usted está leyendo no tiene actividad desde hace más de 6 meses y por lo tanto se encuentra desactualizado. Si le interesa el tema, le recomendamos que cree un nuevo hilo similar.


Reglas de las reuniones y eventos

Los eventos en Mazmo son muy grandes, con muchos asistentes y muchos elementos al alcance de la mano. Es por esto que es conveniente elaborar unas reglas para garantizar la seguridad de todos los participantes.

Estas reglas se dividen básicamente en tres: Los tipos de prácticas, el consumo de alcohol y una colección de reglas varias.

Tipos de prácticas

Prácticas no permitidas

Queda prohibido realizar cualquier tipo de práctica relacionada o que incluya lluvias de cualquier tipo, scat, cortes, asfixias (o cualquier juego de respiración) y sangre.

Prácticas que requieren previa autorización

Debe avisarse en mesa de entrada o a algún colaborador del evento (llevan un cartel identificatorio negro) si se desea realizar cualquier tipo de suspensión. En caso de autorizarse, un colaborador instruido en el tema presenciará la sesión sin participar, pero observando que todo se haga bajo un marco de seguridad. En caso de que esto último no pase, el colaborador puede (y debe) detener la sesión.

Si algún participante desea realizar o participar en una sesión de agujas, esta debe ser informada a la administración en los días previos al evento. En caso de autorizarse se preparará el marco adecuado de higiene y seguridad. De realizarse, se hará al estilo performance en un horario pautado.

Prácticas riesgosas

En las habitaciones del evento se pueden encontrar varios carteles explicativos (algunos hasta con dibujos) sobre buenas y malas prácticas. Dónde golpear, dónde atar, etc.

En caso que algún participante observe que hay alguien sesionando que no cumple con estas buenas prácticas, está en derecho a acercarse discretamente y advertirle de buen modo el error. De repetirse, y previo informe a algún colaborador la sesión será interrumpida.

Alcohol

El alcohol puede ser un factor que transforme un juego en un mal momento. Es por eso que se establecen límites en la cantidad de alcohol consumido. Si un participante desea sesionar, no puede hacerlo si consumió por demás del límite estipulado. Asimismo, aunque el invitado no desee participar de ningún juego, también existe un límite (mayor) de alcohol permitido, después del cual no podrá comprar más bebidas alcohólicas.

El barman o el encargado de la barra se reserva el derecho de no expedir alcohol a quién no lo considere prudente.

Reglas varias

Están prohibidas las fotos y cualquier tipo de grabaciones

Para preservar la intimidad de los asistentes, aquel que sea visto con cualquier dispositivo de grabación (aunque no lo está usando) tendrá que retirarse del evento.

Prohibido usar celular

Se prohiben los celulares para evitar que alguien pueda sentirse incómodo y sospechar que le están sacando fotos. Para evitar malos entendidos, directamente no se puede usar celular, ni para mirar la hora.

Nadie puede tocar a nadie que no se lo haya permitido

En los Eventos pueden darse situaciones de exposición. No hay que confundir esto con la invitación o habilitación a tocar a las personas en tales situaciones. Quienes no entiendan o no respeten este punto serán echados y denegado el acceso a futuras reuniones. La interacción entre dos o más personas requiere siempre de consenso explícito.

Nadie puede intervenir en una sesión en la que no participa

Salvo que se estén violando las reglas antes expuestas, nadie puede intervenir, ni nadie puede pretender participar de una sesión ajena. Se debe ser muy respetuoso ante estas prácticas.

Tu número de inscripción es el:

La dirección del lugar es .

Te esperamos el a partir de las hs



Inscribir acompañantes que no tengan usuario en Mazmo (opcional)

Cargando...

Para ejecutar la acción requerida es necesario completar los siguientes datos:



Fecha de nacimiento: (no se publica)

¿Estás seguro que quieres eliminar este post?